Espacio informativo

Encuentra información útil en nuestro espacio dedicado a pacientes

#

Pacientes anticoagulados


TRATAMIENTO ANTI-COAGULANTE

La coagulación es un proceso normal del organismo encargado de la formación de coágulos en sitios del cuerpo lesionado para evitar hemorragias, por lo tanto un ANTICOAGULANTE: “Anti” significa contra y “coagulante” significa hacer que la sangre se coagule, es un medicamento que controla la formación de coágulos sanguíneos dentro de los vasos sanguíneos.

 

Esta información sobre los anticoagulantes (ACENOCUMARINA Y WARFARINA) es de vital importancia ya que de su comprensión depende que su tratamiento anticoagulante sea tan exitoso como sea posible y reduzca el riesgo de complicaciones. Asegúrese de hablar con su médico si usted tiene alguna pregunta.

 

¿Qué hace un anticoagulante?

 

Un anticoagulante ayuda a tu cuerpo a controlar la velocidad en la que se forman los coágulos en las arterias, venas o el corazón en ciertas condiciones médicas.

 

Si usted tiene un coágulo en la sangre, un anticoagulante puede evitar que el coágulo se haga más grande. También puede evitar que una parte del coágulo se desprenda y viaje a los pulmones, el cerebro o el corazón. El tratamiento con anticoagulantes no sirve para disolver el coágulo de sangre, pero con el tiempo, sin embargo, este coágulo se puede disolver por sí solo, debido a los mecanismos propios del organismo para disolverlos.

 

¿Quién debe tomar anticoagulante?

 

Los anticoagulantes deben ser tomados por pacientes con alto riesgo de formar coágulos en la sangre como los portadores de PRÓTESIS VALVULARES en el Corazón, Arritmias Cardiacas como la FIBRILACIÓN AURICULAR o Trastornos Específicos de la Coagulación. Además aquellos pacientes que han desarrollado previamente coágulos sanguíneos como Embolias Pulmonares, Trombosis Venosa, algunos tipos de Infartos en el Miocardio y Embolias Cerebrales. También para evitar la progresión de coágulos ya formados en las cavidades cardiacas.

 

¿Cómo se deben tomar los anticoagulantes?

 

La dosificación de los anticoagulantes es totalmente individualizada, ya que puede tener muchas variaciones de un paciente a otro y se deben de tomar en cuenta para ello la indicación de anti coagulación y seguir estrictamente la prescripción por el especialista con las siguientes recomendaciones:

 

  • Tomar la dosis solo una vez al día.
  • Tome la dosis a la misma hora cada día. Le recomendamos 5 p.m. o antes de la cena.
  • El medicamento puede tomarse antes o después de los alimentos, pero no combinarlos.
  • Si olvida tomar su dosis y se acuerda en un plazo de 8 horas, tome la dosis. Si ya han pasado 8 horas, espere hasta el día siguiente y tome solamente la dosis prescrita para ese día. NO tome una dosis doble.
  • Si se olvida de dos o más días seguidos, llame a su médico ya que puede ser necesario cambiar la dosis.
  • Si a lo largo del día se da cuenta de que ha tomado una dosis inferior a la que le correspondía puede corregirlo tomando la cantidad que le falta.
  • Si tomó una cantidad ligeramente superior a la que le correspondía puede compensarlo al día siguiente disminuyendo la dosis en la misma medida del exceso que tomó hoy.
  • Si le tocaba descansar y no lo hizo, descanse al día siguiente.
  • Si alteró el orden de la secuencia que venía tomando corríjalo al día siguiente.
  • SIEMPRE dando aviso al Médico que lleva el control de la anti coagulación el día de la consulta.

 

 

¿Cómo se debellevar el control de la anti coagulación?

 

La única manera de llevar un control estricto de la anti coagulación es mediante la toma de sangre para la medición de tiempos de coagulación con INR (International Normalized Ratio) con el fin de mantener al paciente en el rango exacto de dosis del anticoagulante, el objetivo es disminuir la formación de coágulos en la sangre y disminuir al máximo el riesgo de sangrado.

 

Los análisis de sangre se llaman Tiempo de Protrombina (TP) y elCociente Internacional Normalizado(INR). Estas pruebas ayudan a determinar si el medicamento está funcionando. Las pruebas se realizan en un laboratorio, por lo general una vez por semana hasta llegar al rango terapéutico para cada indicación y posteriormenteentre cada 4 a 6 semanas, según las indicaciones de su médico.

 

Los resultados de las pruebas ayudan al médico a decidir la dosis de Anticoagulante que usted debe tomar para mantener un equilibrio entre la coagulación y sangrado.

 

 

 

 

 

 

 

¿Dónde guardar los anticoagulantes?

 

 

Como cualquier medicamento, los anticoagulantes pueden tener modificaciones en si se expone a los diferentes cambios ambientales, por lo que se recomienda lo siguientes:

 

  • Guarde el medicamento a temperatura ambiente, lejos del frío extremo, calor, luz o la humedad.
  • Los gabinetes de baño por lo general no son adecuados para el almacenamiento de medicamentos, debido a la humedad.
  • Mantenga siempre los medicamentos fuera del alcance de los niños.

 

¿Por cuánto tiempo debo tomar los anticoagulantes?

 

            La duración del tratamiento anti coagulante dependerá de la enfermedad que indica la anti coagulación y puede ser desde solo algunos meses como en el caso de Trombosis Venosa o la Embolia Pulmonar, hasta ser de forma permanente como en los portadores de Prótesis Valvular Cardiaca o la Fibrilación Auricular Crónica.

 

¿Se pueden tomar otros medicamentos mientras se toma anticoagulantes?

 

Al igual que la mayoría de los medicamentos, los anticoagulantes por su mecanismo de acción puede verse modificado su efecto con la asociación con otros medicamentos y complementos vitamínicos, de ahí la importancia de evitar la AUTOMEDICACIÓN y solo consumir los medicamentos que son prescritos por un Medico habiéndolo enterado previamente de que se está administrando anticoagulantes orales.

 

 

Muchos medicamentos y vitaminas pueden tener un efecto sobre la acción de los anti coagulantes. Estos pueden incluir:

 

  • Medicamentos sin receta como el paracetamol, la Aspirina, el ibuprofeno y otros anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs), medicamentos para el resfriado y la tos, antiácidos, laxantes.
  • Medicamentos con receta como algunos Antibióticos, Antidepresivos, Ansiolíticos, Antiarrítmicos entre otros.
  • Los preparados vitamínicos que contienen vitamina K (Fitomenadiona) o grandes cantidades de vitaminas E o C.

 

Recuerde hablar con su médico o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento o vitaminas, ya sea de la farmacia o de otro médico o dentista. Esto es muy importante porque es posible que tenga algunos de estos medicamentos por otra enfermedad, y su médico debe ajustar la dosis de los anticoagulantes. Recuerde, no iniciar o detener cualquier medicamento sin antes consultar con su médico.

 

 

¿Se debe de seguir alguna dieta       mientras se toma anticoagulantes?

 

La vitamina K es necesaria para la coagulación sanguínea normal. Cuando usted está tomando una dosis oral de medicación anticoagulante como la Warfarina o Acenocumarina, altas cantidades de vitamina K puede trabajar en contra de la medicación. Las siguientes pautas le ayudarán a controlar la cantidad de vitamina K que están recibiendo de los alimentos que usted come. Por lo tanto usted debe seguir estas pautas:

 

  • Evite la Toronja y los productos de Arándano.
  • Si usted come Espinacas, Nabo, otras Verduras de Hoja Verde, Brócoli, Coles de Bruselas, Col Rizada, el Perejil (excepto como guarnición o ingrediente de menor importancia), el Natto (un plato japonés), el Hígado o el Té Verde, asegúrese de comer una cantidad constante semana a semana y de ser posible en menor cantidad, sin dejar de consumir este tipo de alimentos de manera definitiva, ya que si bien el comerlos abundantemente puede contraponerse de forma importante con el efecto anti coagulante, el evitarlos traería como consecuencia un déficit de Vitamina K y por tanto ponerlo en riesgo de hemorragia.
  • Coma todos los demás alimentos como lo haría normalmente.

 

No tome cualquier suplemento Herbolarioya que pueden impedir que la sangre se coagule. Los siguientes suplementos no deben utilizarse cuando se toman medicamentos anticoagulantes:

 

  • Ajo
  • Jengibre
  • Gingkobiloba
  • Ginseng
  • Santamaría
  • El aceite de pescado
  • Cúrcuma
  • Hierba de San Juan
  • Sulfato de condroitina

 

Si desea más porciones de verduras en su dieta diaria, elegir las verduras que no son ricos en vitamina K, como el Maíz, Calabaza, Papas, Cebollas, Zanahorias, Pepinos, Apio, Pimientos, Calabaza y Tomates.

 

Puede tomar vino o cerveza en cantidad moderada acompañando a las comidas siempre que no se le hayan restringido por otros motivos. Los excesos en la cantidad o la toma de bebidas alcohólicas más fuertes pueden llegar a hacer imposible el control del tratamiento.

 

¿Se puede practicar algún deporte o ejercicio mientras se toma anticoagulantes?

 

Los deportes de contacto de riesgo están contraindicados, el ejercicio ideal es el de poca intensidad y larga duración como caminar, bicicleta estática, nadar… (Si nada en la piscina, deberá entrar y salir por la escalera para evitar accidentes).Consulte con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios o deportes.

 

¿Qué cuidados hay que tener en las actividades de la vida diaria mientras se toma anticoagulantes?

 

Son muchas las actividades de la vida diaria que ponen en riesgo a los pacientes que toman anticoagulantes orales, por lo que se dan las siguientes recomendaciones para disminuir el riesgo de hemorragias:

 

  • Tenga cuidado al utilizar hojas de afeitar. Le sugerimos una máquina de afeitar eléctrica o cremas depilatorias para minimizar la posibilidad de cortes.
  • Use un cepillo de dientes suave. Cepillo y seda dental con suavidad para evitar el sangrado de las encías.
  • Tener cuidado cuando use objetos afilados como cuchillos, navajas o tijeras.
  • Realizar los ajustes necesarios en la casa para evitar caídas como: remover alfombras o tapetes, remover cables sueltos, mantener iluminadas las escaleras y las entradas a la casa.  Y evitar caminar en patios mojados o sobre superficies que promuevan tropiezos o resbalones.

 

 

¿Es aconsejable ele embarazo mientras se toma anticoagulantes?

 

Durante el embarazo y especialmente en el primer trimestre y el último mes no se puede mantener este tratamiento debido a la posibilidad de malformaciones fetales y hemorragias en el recién nacido por lo que si el tratamiento anticoagulante es temporal lo razonable es que posponga el embarazo hasta haberlo terminado.

 

Si su tratamiento es indefinido y usted tiene la intención de quedarse embarazada consulte antes al Médico encargado de su control para que valore su riesgo junto con los otros especialistas que la atienden y establezcan un plan de tratamiento alternativo para ese periodo.

 

Si tiene una falta en la menstruación y existe la posibilidad de embarazo debe hacer una prueba y en caso de ser positiva comunicarlo inmediatamente al centro donde le controlan.

 

¿Se puede lactar mientras se toma anticoagulantes?

 

 

No se han descrito trastornos en lactantes de madres que toman medicación anticoagulante. No obstante, dado que esta medicación se excreta en la leche materna es aconsejable dar un suplemento semanal de 1 milígramo de vitamina K1 al lactante.

 

 

  • Las enfermedades y las emergencias

 

 

 

¿Se puede poner vacunas o inyecciones Intramusculares mientras se toma anticoagulantes?

 

  • Sin contraindicación para aplicarse  vacunas e inyecciones subcutáneas (debajo de la piel).
  • Las inyecciones intramusculares (generalmente en las nalgas) deben evitarse ya que pueden dar lugar a hemorragias muy importantes a veces con graves repercusiones. Si por una causa excepcional usted precisa un tratamiento intramuscular para el que no hay otra alternativa debe ponerlo en conocimiento del laboratorio de control para que le den las instrucciones precisas, es recomendable aplicar la inyección en el músculo deltoides con compresión enérgica por al menos 20 min tras la aplicación.

 

 

¿Qué se debe hacer ante la necesidad de estudios adicionales o intervenciones quirúrgicas mientras se toma anticoagulantes?

 

 

Excepto los análisis, debe avisar de todas aquellas pruebas en las que se le vaya a pinchar o cortar ya sea para hacer biopsias, tratamientos o por cualquier otro motivo. Debe avisar también de las pruebas endoscópicas (tubos por el aparato digestivo, respiratorio o urinario) ya que en ocasiones dependiendo de lo que el especialista vea en ese momento precisará hacer pequeños cortes para tomar una muestra para analizar.  No es preciso que avise de pruebas no cruentas como radiografías (incluso con contrastes), ecografías, mamografías, TAC, etc.

 

 

Para intervenciones programadas por pequeña que le parezca comuníquela al menos una semana antes ya que habrá que prepararle para disminuir el riesgo de sangrado. Asegúrese también de que el cirujano y anestesiólogo que le intervienen sigan las indicaciones que se le han dado en el control.

 

 

En las cirugías urgentes es conveniente que lleve siempre algún indicativo que acredite que usted toma anticoagulantes (el mismo calendario de dosificación puede servir) y comunicarlo a los médicos que le atienden. Ellos, en colaboración con el servicio tratante le administrarán los tratamientos necesarios para neutralizar el efecto del anticoagulante y operarlo con el menor riesgo posible.

 

¿Qué se debe hacer en caso de traumatismos y heridas mientras se toma anticoagulantes?

 

El sangrado es el efecto secundario más común de los anticoagulantes y puede aparecer como cualquiera de los varios síntomas diferentes.

 

En caso de sufrir una herida sangrante en primer lugar debe comprimir la herida de forma intensa y continua. Si la lesión no es muy importante esto bastará para cortar la hemorragia. En caso de heridas más importantes que necesiten puntos de sutura, sucias (que precisen limpieza y vacunación), o que no dejen de sangrar debe acudir a los Puntos de Atención Continuada (PAC) o al Servicio de Urgencias.

 

 

En caso de golpes importantes, luxaciones o fracturas, asegúrese de que ha avisado al médico que le atiende de que usted toma anticoagulantes y en cualquier caso, si todavía no la tomó, prescinda de la dosis de ese día. Si después de un golpe de menor importancia aparece una hinchazón importante podría tratarse de un hematoma interno por lo que debe acudir al Servicio de Urgencias para ser valorado por un médico y controlar su nivel de anti coagulación.

 

Ante la presencia de HEMORRAGIAS ESPONTÁNEAS se dan las siguientes recomendaciones:

 

  • Si sangra de forma poco importante por la nariz o encías o tiene una menstruación más abundante de lo habitual o le salen pequeños moratones en la piel comuníquelo en el próximo control.
  • Si tiene una hemorragia en la parte blanca del ojo, por alarmante que parezca, no reviste gravedad. No obstante comuníquelo también en el siguiente control. Vigile su tensión arterial ya que en ocasiones es la causa
  • Si tiene un muy pequeño sangrado por la orina o esputos con sangre solicite que se le adelante el control y comuníquelo. Sangrados importantes son motivo de acudir al Servicio de Urgencias.
  • Pequeñas cantidades de sangre roja con las heces suelen deberse a hemorroides. No obstante comuníquelo cuando vaya al control ya que puede haber otras causas.

 

 

Ante la presencia de HEMORRAGIAS IMPORTANTES se dan las siguientes recomendaciones:

 

  • Cualquier sangrado en cantidad importante ya sea espontáneo o después de un traumatismo es motivo de acudir al Servicio de Urgencias indicando que usted toma medicación anticoagulante para que se tomen las medidas oportunas para frenar la hemorragia y tratar el problema que la causa.
  • Es importante que sepa que si la sangre procede del estómago o de la parte alta del intestino puede manifestarse como una coloración intensamente negra de las heces. Generalmente tiene muy mal olor y es de consistencia pastosa.

 

 

¿Qué se debe hacer en la necesidad de procedimientos dentales mientras se toma anticoagulantes?

 

Es importante cuidar su boca y mantenerla en buenas condiciones higiénicas. Se recomienda como mínimo una visita anual al odontólogo. En el caso de extracciones dentales se recomienda:

 

  • Informar al odontólogo de que recibe tratamiento anticoagulante.
  • En el período previo a las extracciones dentales, NO debe suspender ni reducir el uso de su tratamiento anticoagulante.
  • Deberá hacer un control de la coagulación dos o tres días antes del procedimiento odontológico para comprobar que el nivel de la coagulación es el adecuado.
  • Es muy importante que tan sólo tome los medicamentos analgésicos y antinflamatorios recomendados por su Médico tratante.
  • En el caso de limpiezas bucales y endodoncias se recomienda continuar con su dosis habitual del tratamiento anticoagulante oral.

 Los Anticoagulantes son seguros y eficaces cuando se utilizan correctamente.